El arte de la construcción

La arquitectura no es un asunto de mera forma y función. La construcción de espacios arquitectónicos es un arte que, mediante el correcto uso de los materiales y la técnica, da a luz un proyecto que transforma el espacio inmediato, el entorno y la sociedad.

El arquitecto debe conocer las propiedades específicas de los materiales y a la vez, ser capaz de abordar la programación y aplicación de múltiples métodos y sistemas constructivos para cumplir con dos objetivos principales: por un lado, desde la interdisciplinariedad, gestar espacios en los que se desarrollen a plenitud el habitar individual y colectivo; y por otro, dar soluciones acertadas que garanticen el confort, la funcionalidad, la optimización de recursos, la armonía tectónica, etc.